lunes, 1 de septiembre de 2008

Chistesillo matemático

En una conferencia internacional muy importante,donde fue el encuentro de muchos de los más grandes científicos de la actualidad, se encontraban un Ingeniero, un Físico y un Matemático. Cansados del viaje tan largo a la ciudad cede decidieron ir a dormir al hotel. Casualmente a los tres les tocó habitación en el mismo piso.

Pasada la media noche se desata un incendio. El primero que se dió cuenta fue el Ingeniero, sale de su habitación y ve el fuego y grita "¡Oh maldición!, nos moriremos quemados" entonces voltea y observa una toma de agua contra incendios, entonces hábilmente toma la manguera y echa el agua a chorros, a diestra y siniestra, finalmente, apaga el incendio. Dice "Wow, qué bien, puedo ir a dormir tranquilo". Entonces se acuesta a dormir.

Una hora más tarde nuevamente se desata un incendio. Esta vez se percató primero el físico, sale de su habitación, observa el fuego y grita "No puede ser, moriré aquí en las llamas". Pero observa que hay una manguera contra incendios entonces, entra a su cuarto, toma papel y lápiz, y empieza a hacer una serie de cálculos sobre el plano xzy entre otras cosas. Entonces toma la maguera y la coloca en un ángulo preciso, y abre la llave para que exáctamente salga el agua a una presión exacta que apague el incendio. En poco tiempo, logra acabar el incendio y dice "Qué bien, ahora puedo ir a dormir en paz".

Una hora más tarde, se desata un nuevo incendio, ahora el matemático es el que se da cuenta de la situación. Sale de su cuarto desesperado, observa el fuego y grita "¡¡Oh no!! moriré aquí quemado". Entonces voltea y observa que hay una manguera contra incendios entoces tranquilamente dice "Perfecto, tiene solución" y se va a dormir!!!.

Jajaja, este lo contó el Dr. Francisco Hernández Quiroz, que nos da la materia de Autómatas y Lenguajes Formales.

7 comentarios:

Michael, the kid dijo...

=)

jsoffer dijo...

Un científico loco secuestra a un físico, un ingeniero y un matemático, y los encierra a cada uno en cuartos separados. Cada cuarto está lleno de latas que contienen todo tipo de comida, pero no les deja abrelatas.

Un mes después el científico loco regresa al cuarto del físico, que desarrolló una nueva teoría de la colisión y aprendió a abrir latas arrojándolas a la pared; y además hizo buen brazo.

Después va al cuarto del ingeniero y encuentra un agujero en la pared; el ingeniero construyó una bomba con limadura de hierro, chocolate, azúcar y pelusa de las bolsas de sus pantalones, y escapó.

Luego visita el cuarto del matemático. Encuentra una pirámide de latas en una disposición que demuestra ingeniosamente el teorema de dispersión para campos diádicos completos, y junto a su cadaver aparece, escrito con sangre, "Teorema. Si no puedo abrir estas latas, moriré.
Demostración. Supongamos lo contrario…"

Oscar Islas L. dijo...

mmm no me convenció mucho... creo que era mejor si el teorema era formulado asi:

Teorema: "Si puedo abrir las latas, entonces viviré",

Demostración, supongamos lo contrario ....

jsoffer dijo...

Dale chance, no desayunó (y la cafetera seguía en su lata).

Yaxili dijo...

jajajaja, buenisimos ambos chistesillos

jsoffer dijo...

¡Extra, extra!

Le preguntan a un matemático, ¿oye, tú qué harías si ves una casa quemándose, una manguera desenchufada y una toma de agua?

El matemático contesta, pues conecto la manguera y apago el incendio.

¿Y si ves una casa que no se está quemando, y una manguera conectada?

Ah, pues incendio la casa, desconecto la manguera, y queda reducido al caso anterior.

Memo dijo...

Jajaja ese me gustó también!!